Tratamiento estacionales

PRIMAVERA
Con la llegada de la primavera es aconsejable comenzar a preparar el cabello para contrarrestar los efectos nocivos de los rayos solares sobre su cutícula.

Las completas gamas actuales de productos nutritivos fortalecen el cabello y lo hacen más resistente a las agresiones solares. Asimismo, exfoliar la piel es el primer paso para prepararse contra los agentes externos. Para protegerla de los rayos ultravioleta, la nutrimos y la hidratamos.

VERANO
La piel y el cabello, se exponen con mayor intensidad a las radiaciones solares, el cloro y el agua del mar. Hay que realizar un mantenimiento sobre el cabello para lucir sano y hermoso. Con la gama Soleil, protegeremos nuestros cabellos y evitaremos que se debiliten, se resequen y se encrespa. También debemos procurar intensificar los tratamientos hidratantes y nutritivos para la piel para conservar su frescura y elasticidad y al mismo tiempo conseguir un bronceado sano.

OTOÑO
Debido al cambio de estación, el cabello se cae de una manera más intensa y persistente. Hay que reforzar con un tratamiento vitalizante basado con preparados que contienen Aminoaxidil. Estos complejos vitamínicos refuerzan el cabello y previenen la caída. La piel, que todavía tiene que reponerse de los excesos del verano, comenzará a recibir los efectos de las primeras fríos, del viento, de la lluvia... Es necesario, pues, alimentarla con colágenos y prepararse por los rigores del invierno.

INVIERNO
Durante los meses de invierno, el cabello está expuesto a las bajas temperaturas, al viento ya la lluvia. Además, puede llegar a deteriorarse y debilitarse por la aplicación continuada de tratamientos estéticos (permanentes, coloraciones, etc). Con la gama Resistance reforzaremos y reestructurar el cabello para resistir estos efectos.
 
La piel, por su parte, también sufre las consecuencias de los rigores climáticos y, por tanto, la mantendremos y cuidaremos con productos hidratantes y nutritivos.